1. Coil – 3:07

2. Heir Apparent – 8:51

3. The Lotus Eater – 8:48

4. Burden – 7:42

5. Porcelain Heart – 8:01

6. Hessian Peel – 11:26

7. Hex Omega – 6:59

Valoración Personal:

Después del doble cambio en la formación de la banda uno no estaba seguro de que el próximo álbum de Opeth fuera a ser siquiera de la misma calidad que sus demás trabajos. A muchos de nosotros se nos vino el mundo encima cuando Peter (2º guitarra de la banda) se marchó definitivamente, ya que era un guitarrista hecho por y para Opeth.

Tuve oportunidad de escuchar el nuevo disco una semana antes de que saliera a la venta (es lo que tiene Internet). Lo cogí con ganas y también con algo de miedo. Me dije a mí mismo: “espero que no me decepcionen”.

El disco abre con una balada acústica en la que, aparte de que Mikael le ponga voz a la canción, también le acompaña una chica, algo inédito en Opeth hasta el momento. La sombría composición nos da el pasaje para la primera gran canción del álbum.

Heir Apparent puede ser quizás la mejor canción del disco, al igual que podría ser una de las canciones más duras de Opeth hechas hasta el momento. Los growls de Mikael son muy agresivos y el ritmo de la canción es frenético. Principio y final son las partes más “metaleras y duras”, mientras que durante la mitad de la canción se notan más los ritmos progresivos característicos de los últimos trabajos de Opeth (véase Ghost Reveries).

The Lotus Eater es la mezcla entre voces limpias y growls. La canción supuestamente es igual de potente que la anterior, pero al meter voces limpias parece incluso que es más calmada, aunque no es así. Esta canción tiene una parte solamente instrumental que me recuerda muchísimo a grupos como Pain of Salvation.

Burden es la balada del disco. Suena a rock setentero totalmente. Por momentos se vuelve emotiva, y lo cierto es que es una canción que sorprende bastante. El único pero es el final de la misma, sonando los arpegios de una guitarra… ¿desafinada?

Porcelain Heart fue el primer single del disco. Puede que sea la canción más fácil de “digerir” del álbum, pero no está a la altura de las demás. Es demasiado simple, se vuelve repetitiva y no casa con los cánones de Opeth. Con esto no digo que sea una mierda de canción, ni mucho menos, pero no está a la altura de las demás.

Hessian Peel es la canción más larga del disco. Empieza lenta, muy lenta, para convertirse en una canción pesada y agresiva. Es la canción del álbum con los ritmos más variados. Tiene muchos y distintos pasajes, unos más tranquilizadores, otros más enérgicos. Una canción muy completa.

Hex Omega es la canción que cierra el disco. Suena a rock progresivo, pues ésta canción no es tan agresiva como las otras canciones del álbum. Hay voces limpias durante toda la composición, inundada de ritmos progresivos constantemente. No es una mala canción, pero le falta “algo” para dejar con mejor sabor de boca al personal, sobre todo cuando se cierra un disco… (un buen ejemplo podría ser Epilogue del álbum My Arms, Your Hearse).

Puntuación: 7.5

Descargar